Edifiquemos un hogar

«Una persona sin visión es una persona sin futuro». Todo hombre que edifica, construye y levanta sin pensar en las siguientes generaciones, buscando sólo su propio beneficio, sea para vanagloriarse de sus logros o satisfacer su ego en la comodidad, el único resultado que obtendrá será un final carente de paz. Cada día debemos buscar la perspectiva de Dios en todas las decisiones que tomamos, si realmente queremos alcanzar Sus propósitos tendremos que abandonar las apariencias de perfección y caminar en humildad. Un verdadero liderazgo avanza de la mano de Jesucristo porque lo que Dios no sustenta, cae.

Seguir leyendo